La iniciativa emprendedora

Las diferencias que encontramos entre ser trabajador por cuenta ajena y por cuenta propia son las siguientes:

Trabajador por cuenta ajena:

  • Depender de un jefe
  • Responsabilidad limitada a cumplir con su trabajo
  • Un salario fijo, con independencia de beneficios
  • Cumplir un horario de trabajo
  • La satisfacción laboral viene muy determinada por el clima y funcionamiento interno de la empresa

despedido_facebook_1

Trabajador por cuenta propia:

  • Ser nuestro propio jefe
  • Asumir responsabilidades en la marcha del negocio
  • Beneficios o pérdidas, asume el riesgo económico
  • Llevarse la tarea a casa fuera del horario de la empresa
  • Es una fuente de satisfacción personal y profesional el asumir un reto empresarial

F3

Motivos vs Motivación

Los motivos para emprender son las razones que nos llevan a crear una empresa, como el querer ganar más dinero, ser nuestro propio jefe, la satisfacción personal, dejar una empresa en la que estamos insatisfechos, etc.

La motivación interna es la ilusión en el proyecto que nos hace luchar y no desfallecer ante las dificultades. Esta ilusión es la dinamita que nos permitirá continuar en el proyecto empresarial a pesar de las dificultades. Los motivos son la chispa para comenzar, pero para darle continuidad hace falta una ilusión enorme.

Requisitos y teorías del empresario

Hay 3 requisitos básicos que debe cumplir una persona para poder convertirse en empresaria:

1. Riesgo:

Debe ser una persona que acepte el riesgo. Si desea la seguridad de tener un empleo y un sueldo estable no será una persona idónea para crear una empresa. Una empresa requiere la presencia continua en el negocio. El contexto familiar pueden limitar o no la aceptación del riesgo como el cuidado de hijos. Un círculo de amistades donde haya empresarios o trabajadores por cuenta ajena también generará expectativas positivas o negativas hacia el riesgo.

10343880_xl

2. Capital y tecnología:

Debe disponer de una capital inicial, al menos un 50% para buscar fuentes de financiación ajena, puesto que los bancos no financian el 100% de la inversión ya que exigen que el empresario asuma riesgos aportando capital al proyecto. Además deberá tener acceso a la tecnología para crear ese tipo de negocio.

alcancia

3. Habilidades:

  • Conocer el negocio, por ello es preferible que antes se haya sido trabajador por cuenta ajena en una empresa del mismo sector.
  • Disponer de conocimientos de administración y gestión, si bien se pueden delegar algunas tareas repetitivas a la gestoría, dirigir una empresa implica estar tomando decisiones continuamente sobre la gestión y administración de la misma.
  • Habilidades personales y sociales. Para crear y mantener una empresa se requieren unas características de personalidad que permitan ser capaz de crear un proyecto e ilusionar y hacer partícipes a los demás implicados en el mismo. Debe tener unas relaciones sociales continuas con clientes y proveedores, lo que requiere un don de gentes, de escucha activa, empatía y asertividad en las relaciones sociales.

areas_desarrollo

 

 

 

Programas de fidelización hotelera: puntos a cambio de posts en redes sociales

Fuente: Hosteltur

Kimpton Hotels & Restaurants ha lanzado este verano su nuevo programa de fidelización, Kimpton Karma Rewards, diseñado para premiar a sus clientes por acciones como asistir a degustaciones de vino en alguna de sus propiedades, viajar con su mascota, cenar en uno de sus restaurantes… o mencionar alguno de sus establecimientos en las redes sociales.

De este modo sigue los pasos de Marriott International, que en mayo introdujo los PlusPoints, con los que premian a sus miembros por tuitear, retuitear, geolocalizarse en Facebook o subir una foto a Instagram.

La fidelidad es un concepto, como destaca la directora de Marketing de Cliente de Kimpton, Maggie Lang, “que no sólo se refiere a transacciones. Nuestro programa, Karma, premia el compromiso del cliente con la marca”.

Las cadenas hoteleras han ido incorporando en los últimos años nuevas posibilidades para que sus huéspedes puedan sumar puntos en sus programas de fidelización. Éstos son algunos ejemplos:

InterContinental Hotels Group: los miembros de su Rewards Club pueden ganar puntos por gasto en instalaciones del hotel como el restaurante, la tienda de regalos y el spa.

Carlson Rezidor Hotel Group: su Club Carlson tiene un nuevo programa, que podríamos traducir por ‘Sé el más brillante’, que permite al personal del hotel otorgar puntos extra o un status de élite a clientes frecuentes “inspiracionales”.

Esta opción es una oportunidad ‘cool’ para que los Millennials participen y saquen provecho haciendo algo que ya hacen. #shu#

Esta opción es una oportunidad ‘cool’ para que los Millennials participen y saquen provecho haciendo algo que ya hacen. 

Premiar a los clientes por su comportamiento en redes sociales da un paso más en este sentido y se dirige sobre todo a los Millennials, que cada vez viajan más. No hay que olvidar que en cuestión de fidelización hotelera para Millennials, la experiencia es lo que cuenta.

En este sentido el vicepresidente de Marriott Rewards, Rich Toohey, reconoce que “cuando empezamos a pensar en nuevas formas para conectar con la siguiente generación de viajeros de manera que participasen en nuestro programa, nos dimos cuenta que era una idea interesante. Es una oportunidad ‘cool’ para que participen y saquen provecho haciendo algo que ya hacen”.

Los miembros de Marriott Rewards pueden ganar hasta 2.000 puntos al mes y hacer hasta cuatro comentarios diarios. Obtienen 25 puntospor seguir las cuentas en Twitter e Instagram de los hoteles participantes o por retuitear contenido de la cuenta de Marriott Rewards con el hashtag #MRPoints.

Marriott todavía está optimizando el programa. Cuando lo lanzó los clientes podían ganar hasta 250 puntos por un follow en Twitter o Facebook. El programa empezó con 50 hoteles participantes, cifra que actualmente ha crecido hasta superar los 360.

Con el Karma Rewards de Kimpton sus miembros no ganan puntos, sino que pueden conseguir ventajas personalizadas. Existen cuatro niveles para asociarse al programa en función del gasto, y los clientes pueden subir de nivel dependiendo de su grado de compromiso con la marca. Las ventajas que pueden conseguir incluyen un regalo de bienvenida, acceso al spa durante su estancia o poder contactar con el CEO de la cadena. En palabras de Lang, “animamos a cada hotel a que proponga cosas diferentes”.

En modo experimental

En opinión de Gary Leff, cofundador de Milepoint.com, una comunidad de pasajeros frecuentes, hoteles y cadenas todavía se encuentran en una fase experimental de este nuevo concepto, como queda claro al ver que Marriott ha bajado el número de puntos con los que premia a sus seguidores en Twitter y Facebook.

Leff afirma que “el reto que afronta cada marca es cómo conectar de manera auténtica con los miembros de su programa de fidelización, de hecho con una gran cantidad de ellos, aprovechando la tecnología. Es algo que aún no han descubierto muy bien cómo hacer, pero cada una está intentando cosas diferentes”.